El ciber acoso: un abordaje relacional

cyberbullying: a relational approach

 

MSc, Maritza Crespo Balderrama[1]

mcrespo@uisrael.edu.ec

PhD. Diego Donoso Vargas[2]

ddonoso@uisrael.edu.ec

MSc, Ismari Gmez Daz[3]

igomez@uisrael.edu.ec

 

Fecha de recibo: julio 2019, Fecha de aceptacin: septiembre 2019.

RESUMEN

El ciber acoso tiene relacin y da cuenta, de un estado cultural y social ms complejo y difcil; es expresin, manifestacin y caracterstica de una cultura del maltrato, que ha entronizado mltiples lenguajes de violencia y abuso que, por repetitivos y generalizados, tienden a invisibilizarse, naturalizarse y encubrirse. Son estos contextos familiares, educativos y sociales, que tambin son afectados por los medios de comunicacin de masas, que proponen e imponen estilos de vida opresivos e injustos. Toda interrelacin y comunicacin que no pone al dilogo en primer lugar significa maltrato y exclusin. El desafo es comprender la complejidad, aceptar y legitimar las diferencias, dialogar relacionalmente como una de las maneras de entender las contradicciones culturales y sociales que presenta la vida contempornea, que se ven maximizadas por el desarrollo de las tecnologas, la exclusin y exacerbacin del individualismo.

 

Palabras Clave: Relacin entre pares, Ciberbulling, abuso, construccin relacional, dilogo, nuevas tecnologas, discriminacin, exclusin social

ABSTRACT

Cyberbullying has a direct relation to a social and cultural context deemed multifaceted and difficult. It is actually expression, manifestation and characteristic of a culture of violence that has enthroned multiple languages of violence and abuse that due to the fact of being repetitive and generalized tend to become invisible, natural and concealed. Therefore, one can assert that those familiar, educational and social contexts affected by mass media are the ones that propose and impose upon oppressive and unfair lifestyles. All interrelation and communication that does not place dialogue upfront results in mistreatment and exclusion. The challenge is to understand the complexities of the problem, accepting and legitimizing differences and promoting a relational dialogue as one of the means to understand cultural and social contradictions imposed by contemporary life; otherwise maximized through the development of technologies, exclusion and the exacerbation of individualism.

Key words: Peer relationship, Cyberbullying, abuse, relational construction, dialogue, ICT (Information and communications Technology), discrimination, social exclusion

Introduccin

 

El fenmeno del maltrato entre iguales, tambin conocido como bullying, ha tenido una importante repercusin social y comienza a extenderse ms all del mbito presencial a travs de las tecnologas de la informacin y la comunicacin, siendo denominado cyberbullying o ciberacoso (Avils, Irurtia, GarcaLopez & Caballo, 2011; Ortega, Calmaestra & MoraMerchn, 2008).

El maltrato y abuso entre pares (personas ubicadas en los mismos rangos de edad), se ha tornado tema de conversacin y anlisis en el contexto social ecuatoriano. Lo mismo que en otras partes del mundo. Campaas mediticas y de otra ndole abordan el tema en busca de generar conciencia y estrategias de prevencin y atencin a situaciones de bullying (acoso), en escuelas, colegios y otros espacios de relacionamiento de nios y adolescentes. El ciberacoso es un fenmeno de gran relevancia y con importantes riesgos para la salud de las vctimas (Ortega & al., 2008).

Las actividades que los jvenes realizan dentro y fuera de Internet no se separan, pero s se influyen mutuamente (Boyd, 2014; Korchmaros & al., 2013)

Sin embargo, un fenmeno similar, el del ciberbullying o ciber acoso, ha sido poco tratado en el contexto ecuatoriano. A las escazas investigaciones y estudios sobre bullying en Quito, se suma la nula informacin sobre el ciberbullying y sus efectos en la misma ciudad. De ah, la importancia de iniciar procesos de investigacin en espacios locales que permitan a autoridades, docentes, jvenes y la sociedad en general, conocer y atender a las personas involucradas en esta problemtica. El mayor acceso y uso de las nuevas tecnologas de la informacin y de la comunicacin (TIC) por parte de los adolescentes conlleva nuevos peligros (Durn & Martnez, 2015; Kowalski, Giumetti, Schroeder, & La - ttanner, 2014), entre los cuales, ha surgido el ciberacoso.

Los jvenes, son fuertes usuarios de las nuevas tecnologas, especialmente de Internet (Delegacin del Gobierno para la Violencia de Gnero, 2013) y de la telefona mvil (Bernal & Angulo, 2013; Cuesta, 2012; Livingstone & Haddon, 2009).

 

Desarrollo

 

Toda interrelacin y comunicacin, que no pone al dilogo en primer lugar, significa maltrato y exclusin. Los principios y valores que una sociedad con manifestaciones decadentes de conducta social homologa en el imaginario social, establece un modelo de escuela relacional en la que desaparecen prcticas sociales guiadas por una presencia radical, que, en palabras de Sheila McNamee (2015) se trata de un camino diferente para continuar juntos. La presencia radical nos posiciona para apreciar una comprensin relacional del mundo social () el mundo es complejo, no simple. Es tiempo de que aceptemos esta complejidad y desarrollemos formas de coordinar la complejidad ms que tratar de eliminarla proveyendo diagnsticos expertos para descontextualizar o parcialmente contextualizar acciones (p.8).

El desafo es entonces entender la complejidad, aceptar y legitimar las diferencias. El dialogo relacional como una de las maneras de entender las contradicciones culturales y sociales que presenta la vida contempornea, que se ven maximizadas por el desarrollo de las tecnologas, la mundializacin, as como la exclusin y la exacerbacin del individualismo.

McNamee (2015) afirma:

Si enfocamos nuestra atencin en cmo la persistencia de situaciones indeseables no es un problema de un individuo especfico, sino que es el subproducto de formas particulares de vida -esto es, formas de vivir en comunidad- podramos empezar a ver tanto la forma de transformar esos patrones en nuevas formas de continuar juntos en el mundo, y tambin la forma de apreciar la diferencia como una parte natural de la vida social, no necesariamente algo que debe ser reprimido, evitado o minimizado. Necesitamos ampliar nuestros lentes; necesitamos ver y evaluar lo que est sucediendo en nuestras comunidades, nuestras instituciones, nuestra cultura (p.8).

Si las diferencias se ven como recursos positivos que enriquecen la vida social-relacional, se generan procesos de corresponsabilidad en la construccin de un bienestar comn, libre de imposiciones que homologan y oprimen, silenciando la legitimidad de la expresin de las mltiples voces presentes en la sociedad. Al interrogarse sobre la responsabilidad que se tiene en mantener o perpetuar estructuras sociales convertidas en maquinarias de enajenacin y opresin, se asumir la responsabilidad tica de comprometerse en transformar esas condiciones sociales, crueles e injustas, y contribuir a contar con individuos y comunidades socialmente responsables tambin en cuanto al buen uso de las tecnologas, las redes sociales y todas las formas contemporneas de interrelacin y comunicacin humanas.

 

En la sociedad contempornea el ciber acoso se presenta como una forma ms de violencia relacional, mediatizada por la tecnologa. Autores como Kowalski, Giumetti, Schroeder y Lattanner (2014) sostienen que el ciber acoso es tpicamente definido como una agresin que se lleva a cabo intencional y repetitivamente en un entorno electrnico (p. e. e-mail. Blogs, mensajes instantneos, mensajes de texto) contra una persona que no puede defenderse fcilmente.

 

El ciber acoso, entonces, es una accin intimidatoria, y conlleva una agresin intencional continua y permanente que busca instalar temor, dao, inseguridad, miedo. Quien acosa busca generar sufrimiento en su vctima, descalificndola y dejndola en situacin de desproteccin psicolgica y emocional.

Segn (Kowalski, Limber, & Agatston, 2010)

Los menores ms vulnerables estn ms expuestos a este tipo de violencia en lnea. En particular, nos referimos a los que sufren discapacidad, a los migrantes y a los pertenecientes a un grupo tnico-cultural diferente al de la mayora. (). Las chicas son, a menudo, ms vctimas y autoras de acoso ciberntico.

Si cuestionamos la violencia necesitamos ubicarla, no como un tema de responsabilidad individual nicamente. Se trata de situarla en su contexto social y estructural, como una creacin social que configura los modos y estilos de vincularse y legitiman las prcticas abusivas y los discursos violentos con una permisividad que hace que los adultos, padres, educadores, adolescentes, autoridades e instituciones sean cmplices de un statu quo que pone en riesgo la integridad emocional y fsica de las personas ms vulnerables, al legitimar la violencia y la intimidacin como una manera aceptable de relacionarse.

Este tipo de comportamiento segn (Bartrina Andrs, 2014) plantea de entre estos riesgos, destacamos el impacto del ciberacoso, el sexting y el happy slapping. Nos encontramos frente a un uso de las TIC con finalidades violentas, delictivas y ldicas

Ecuador no escapa a la realidad de violencia, UNICEF reporta que en el 2011, 204 personas de entre 10 a 19 aos murieron por homicidio y 223 por suicidio (8.6% y 9.4% del total de muertes en este grupo etario respectivamente), segn datos de las Estadsticas Vitales 2011. Y de acuerdo a la Encuesta Nacional de Violencia de Gnero y la Agenda Nacional de las Mujeres e Igualdad de Gnero (2014-2017), 6 de cada 10 mujeres han sufrido algn tipo de violencia: psicolgica, fsica, sexual y/o patrimonial; y 1 de cada 10 ha sufrido abuso sexual antes de cumplir los 18 aos.

En el Ecuador, todava existen convenciones sociales, polticas, educativas y culturales que proponen estilos de vida, estilos relacionales jerrquicos, que imponen la ley del ms fuerte. Por ello, quienes se vinculan en los campos de investigacin y educacin necesitan preguntarse crticamente sobre su corresponsabilidad en sostener convenciones culturales que perennizan un estado comunicacional y de interaccin humana carente de tica relacional. Parte de esta responsabilidad tica tiene que ver con la transformacin de los significados, del lenguaje, de las acciones y discursos que contribuyen a invisibilizar y perpetuar estas prcticas sociales violentas.

Con estos antecedentes, se propuso iniciar un proceso investigativo entre los jvenes de los institutos tcnicos de Quito-Ecuador, para conocer cul es la incidencia del ciber acoso entre ellos y ellas. La investigacin fue realizada a partir de metodologa cuantitativa (una encuesta aplicada a una muestra representativa) cualitativa (teora fundamentada) que se centr en la descripcin de dos historias de jvenes adolescentes (un hombre y una mujer) que acudieron a terapia con una de las autoras de esta investigacin y, con su consentimiento y el de sus familiares, permiten ejemplificar experiencias concretas con el ciberbullying en Quito.

1.     MTODOS

Para la realizacin de la investigacin se plante dos enfoques: el cuantitativo, sostenido en una encuesta aplicada a estudiantes, hombres y mujeres, de los dos primeros niveles de institutos tcnicos de la ciudad de Quito; y, cualitativo, desde la metodologa de teora fundamentada (Grounded Theory), que pretende, a partir del estudio de dos casos tratados en psicoterapia, el de un hombre y una mujer, proponer conceptos que permitan entender los efectos e incidencia del ciberacoso en el proceso relacional de las personas.

Esta doble perspectiva permiti ubicar cmo se presenta la problemtica del ciberacoso (ciberbullying) entre los estudiantes de educacin media en Quito-Ecuador y sus implicaciones en el mbito relacional de ellos y ellas.

Conforme a (Vidales-Bolaos, M. & Sdaba-Chalezquer, C. 2017) Entre las variables sociodemogrficas que influyen en el capital social objetivo destacan el curso acadmico, que influye en las relaciones que mantienen en el mbito online, mientras que la estructura familiar tiene un impacto relevante en las relaciones fuera de Internet. Por su parte, la variable sexo tiene un impacto significativo en el capital social total.

Proceso de investigacin cuantitativa:

El proceso de investigacin de campo se llev en fases: 1) Contacto con los institutos tcnicos de Quito para contar con su apoyo en la aplicacin de la encuesta; se les solicit su participacin por escrito. 2) Seleccin de muestra representativa a partir del universo de estudiantes de los niveles 1 y 2 de los institutos tcnicos; se ubic el total de estudiantes del primer y segundo nivel de 10 institutos tecnolgicos en Quito (1003) durante el primer semestre (abril-octubre 2017). De este total, completaron el cuestionario cerrado va online, 385 estudiantes hombres y mujeres, previo acuerdo en cuanto horario y espacios de aplicacin, con autoridades y encargados. 3) Procesamiento y anlisis de la informacin obtenida, con la utilizacin de sistemas informticos.

Las personas que aceptaron formar parte de esta investigacin fueron informadas debidamente de lo que iba a suceder. El cuestionario const de 10 preguntas desarrolladas para este estudio, que buscaban ubicar a los participantes en su rango de edad y gnero y conocer sus experiencias sobre el ciber acoso, como vctimas y perpetradores. El cuestionario fue aplicado, en una fecha determinada previamente con cada instituto, va on-line.

a.      Participantes:

La muestra de participantes fue de 385 hombres y mujeres estudiantes de los dos primeros niveles de 10 institutos tcnicos de la ciudad de Quito. El mayor nmero de la muestra se ubic entre los 17 y 20 aos (49,9%) y fueron hombres (60,6%).

b.     Objetivo de las preguntas:

En primera instancia se busc determinar su conocimiento sobre lo que el ciber acoso implica y si los participantes pueden determinar cules son las caractersticas ms comunes de los perpetradores y de las vctimas, cules son los efectos ms visibles del ciber acoso y cul es el medio electrnico ms usado para llevarlo a cabo. En estas preguntas los participantes podan ubicar varias respuestas.

Se busc adems conocer la incidencia del ciber acoso en la poblacin meta a partir de una escala que abarca desde nunca he sido vctima hasta 5 o ms veces en el ltimo mes; cul fue el medio electrnico que se utiliz para llevarlo a cabo, si quien responde la encuesta pudo identificar quin fue el acosador y si la vctima cuenta con algn tipo de red o relacin que le permita sostenerse y superarlo.

c.      Tiempo y periodo de implementacin.

El tiempo que los estudiantes requirieron para completar el cuestionario fluctu entre los 5 y los 15 minutos y los cuestionarios se implementaron durante los meses de septiembre y octubre del ao 2017.

d.     El procesamiento de datos.

El procesamiento de la informacin obtenida se llev a cabo con el programa SPSS y DATA ENTRY, mediante el procesamiento de la totalidad de los datos se desarrollaron las tabulaciones correspondientes a cada una de las preguntas. A lo cual se valid de manera individual que los datos presentados se ajusten al tamao de la muestra y correspondan de manera correspondiente al nmero de encuestados y opciones de respuestas.

Figura 1: ndice de evaluados para la investigacin

Se desarrollaron adicionalmente tablas, grficos para poder interpretar de manera clara y precisa los datos obtenidos. El proceso fue validado por los investigadores durante todo el periodo de estudio.

Elaborado por: (los autores)

Figura 2: Clasificacin de los agresores

Elaborado por: (los autores)

Figura 3: Identificacin de agresores

Elaborado por: (los autores)

Proceso de investigacin cualitativa (Teora Fundamentada)

Al plantearse el fenmeno del ciber acoso en el contexto ecuatoriano y, particularmente, en la ciudad de Quito, se consider importante abordar el tema desde la metodologa de Teora Fundamentada que se concepta a partir de lo sealado por Sandoval (1997): Es una Metodologa General para desarrollar teora a partir de datos que son sistemticamente capturados y analizados; es una forma de pensar acerca de los datos y poderlos conceptuar. Aun cuando son muchos los puntos de afinidad en los que la teora fundamentada se identifica con otras aproximaciones de investigacin cualitativa, se diferencia de aquellas por su nfasis en la construccin de teora. (p. 71)

En la seccin de Resultados, se describe la primera sesin con detalle para contextualizar la problemtica y el tipo de interaccin que se produjo con los dos jvenes que fueron vctimas de ciber acoso.

2.     RESULTADOS

Tomando en cuenta el trabajo de (Durn, M. & Martnez, R. 2015) Respecto a los niveles de victimizacin y ciberacoso, los resultados obtenidos muestran que un 57,2% de los participantes manifiesta haber sido victimizado por el mvil y un 27,4% a travs de Internet, mientras que un 47,6% manifiesta haber ejercido ciberacoso a travs del mvil y un 14% a travs de Internet. En funcin de los cual la tendencia de acoso entre el antes mencionado trabajo y el presente muestran similitudes presentando un 27,4% segn Duran & Martnez y 20.7% en caso del trabajo actual.

Segn lo planteado en este estudio 236 personas dijeron no haber comentado nada a nadie sobre el acoso que han sufrido, por lo que:

(..)es previsible por la situacin de maltrato que estn viviendo, que las cibervctimas severas perciben menos ayuda y amistad por parte de sus compaeros. Lo cual se ha asociado en las cibervctimas a un sentimiento mayor de soledad y, en general, a una percepcin ms negativa sobre las relaciones de amistad entre iguales (Buelga & al., 2014; Smahel, Brown, & Blinka, 2012).

Conclusiones

 

       De los estudiantes, 20.7% que haban sido intimidados electrnicamente al menos una vez en los ltimos meses (solo vctimas);

       El 48% indic que eran intimidadores grupos de chicos y chicas, de lo cual el 15.8% serian grupos exclusivos de chicos;

       236 personas dijeron no haber comentado nada a nadie sobre el acoso que han sufrido.

       El 53% de las vctimas de acoso podran presentar algn tipo de discapacidad fsica.

       Los mtodos ms comunes para la intimidacin electrnica (segn lo informado por las vctimas y los perpetradores) seran los medios como Facebook, Twitter, Instagram y WhatsApp con un porcentaje de 83%.

       Es importante destacar que los principales mtodos de intimidacin y acoso son Insultos o apodos (sobrenombres) 50.6%, Burlas o amenazas 23.8%, Fotos o videos con contenido inapropiado 22.6%.

       Finalmente el 37.4% de las vctimas de intimidacin electrnico informaron no conocer la identidad del perpetrador.

 

Referencias bibliogrficas

Bartrina Andrs, M. J. (2014, Julio-Diciembre). Conductas de ciberacoso en nios y adolescentes. Hay una salida con la educacin y la conciencia social. EDUCAR [en linea]. Retrieved 11 29, 2017, from http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=342132463001

Kowalski, R. M., Limber, S., & Agatston, P. W. (2010). Cyber Bullying: El acoso escolar en la era digital. Descle de Brouwer. Retrieved from https://www.edesclee.com/img/cms/pdfs/9788433023988.pdf

Kowalski, R., Giumetti, G., Schroeder, A., y Lattanner, M. (2014) Bullying in the Digital Age: A Critical Review and Meta-Analysis of Cyberbullying Research Among Youth. Psychological Bulletin, Advance online publication. February 10, 2014. doi: 10.1037/a0035618 (UBICAR EL LINK DIEGO: http://psycnet.apa.org/buy/2014-04307-001

UNICEF https://www.unicef.org/ecuador/media_28087.html

McNamee, S (2015). Presencia Radical: alterativas para el estado teraputico. European Journal of Psychotherapy & Counselling. Volume 17, Issue 4. Retrived from https://www.taosinstitute.net/Websites/taos/files/Content/5696008/Presencia_Radical_SheilaMcNamee2.pdf

Sandoval, C. A. (Agosto de 1997). Investigacin cualitativa. Programa de especializacin en teora, mtodos y tcnicas de investigacin social. Medelln.

Snchez, Paula Vanessa. 2013. El bullying como construccin social, ms all de las vctimas, los agresores y los testigos la familia, los docentes y la sociedad. Revista Latinoamericana de Estudios de Familia 5: 222-247.



[1] Universidad Tecnolgica Israel, Quito, Ecuador

[2] Universidad Tecnolgica Israel, Quito, Ecuador.

[3] Universidad Tecnolgica Israel, Quito, Ecuador.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


SÍGUENOS:


Dirección: Urdesa Central, Guayacanes 520 y la 5ta. Guayaquil - Ecuador | PBX ADMISIONES: (593) 4 6052450 PBX: (593) 4 6020400

Copyright © 2017 Universidad Tecnológica Empresarial de Guayaquil. Todos los Derechos Reservados.